Matrimonio

5 señales de un mal matrimonio

cafe
Foto de German
Por: German Espinosa G.

Soy divorciado y padre de dos hermosos hijos que siempre me hacen reflexionar con sus preguntas. Una de las más comunes es obviamente… Papi ¿Por qué ya no estás con Mami? Y es una pregunta bastante difícil de contestar cuando lo quieres hacer con exactitud y honestidad.

Hace algunas semanas, estaba sentado en las gradas del colegio de mi hijo mayor escuchando a su grupo de compañeros tocando la flauta en el show de talento, cuando presencié lo que considero una de las señales de un mal matrimonio. Una madre sentada muy cerca también estaba mirando alegremente el show, cuando de repente un hombre pasó detrás de ella, sin girarse para mirarlo, ella dijo bruscamente: ¡Llegas tarde! ¿Cuál es tu excusa esta vez?

¡Ouch! ¡Sufrí pena ajena en ese momento! obviamente él era su marido. Por supuesto, no tengo idea de lo que estaba sucediendo en su matrimonio y tal vez la esposa solo había tenido una mal día, pero me recordó que las parejas nunca deberían hablarse de esa manera en público.

Hoy quiero mencionarles 5 signos o señales que basado en mi experiencia personal considero son indicativos de que nuestro matrimonio no anda bien. Si somos capaces de identificar una de estas señales en nuestra propia relación, deberíamos hacer un alto y tratar de corregir el problema antes de que se vuelva demasiado destructivo. A continuación están las 5 señales de un mal matrimonio:

1. Ser grosero el uno con el otro

La grosería es a menudo una máscara para el resentimiento debido a algo que su pareja ha hecho o ha dejado de hacer, demuestra que a usted no le parece que valga la pena el esfuerzo que se necesita para ser cortés y en ocasiones es hasta una manera de evitar la confrontación física con su pareja. Nadie puede ser educado las 24 horas del día, los 7 días de la semana, pero ser grosero definitivamente es un problema mayor en una relación.

¿Qué hacer para remediarlo?

Primero, pregúntese ¿por qué está siendo grosero con su pareja? ¿Será que hay un tema más importante que deberían discutir? Después que haya considerado esa pregunta, hable con su pareja y dígale algo como esto:

“Sé que ambos somos buenas personas, pero admito que no he estado actuando de esa manera hacia ti. Discúlpame por ser grosero y parco contigo. Haré todo lo posible para tratarte con amabilidad”. Luego, incluso si su pareja no le corresponde, siga adelante con su resolución.

2. Faltarse al respeto  frente a sus hijos.

Una cosa es ser irrespetuoso cuando no hay nadie cerca. En ese caso, sólo se están haciendo daño ustedes, pero si actúa de esa manera frente a sus hijos, también los está lastimando a ellos.

¿Qué hacer para remediarlo?

Los niños necesitan ver que sus padres son un equipo, dedicados el uno al otro por el bien de la familia. Cuando irrespeta a su pareja frente a sus hijos, está dañando la sensación de seguridad de sus hijos. Si le falta el respeto a su pareja, los niños también tendrán sentimientos negativos hacia ella o bien, sentirán pena por ella y se pondrán de su lado, es decir en su contra.

En otras palabras, sus acciones alejarán a sus hijos de su pareja o de usted y de cualquier manera no es bueno. Así que a partir de hoy, trate a su pareja con respeto frente a sus hijos.

3. Asumen lo peor el uno del otro.

La interpretación negativa o “lectura de la mente” es una de las causas más comunes de conflictos en la comunicación. La lectura de mente consiste en adivinar los pensamientos o las motivaciones de otra persona sin que exista una referencia explícita por su parte. Por ejemplo, si su pareja dice: “¿Pasaste por el Dry Clean?” Usted escucha: “¿Por qué no fuiste al Dry Clean?

Cuando asumimos lo peor, también nos enfocamos en los errores de nuestra pareja. Esto no solo fomenta sentimientos negativos hacia la pareja, sino que también la hace sentir bastante inútil ante sus ojos. En retrospectiva concluyo que este fue el error que más daño le hizo a mi relación.

¿Qué hacer para remediarlo?

La solución no es fácil, pero es realmente simple ¡asuma lo mejor!, no lea un mensaje negativo en lo que dice o hace su pareja. En caso de duda, pregúntele qué quiso decir y dele la oportunidad de aclarar la situación.

4. No les gusta pasar tiempo juntos.

Cuando tienen tiempo libre su pareja no es su primera opción. Ya sea media hora después de que los niños se duermen o una noche de fin de semana cuando los niños se quedan con sus tíos, usted prefiere pasarla sin su pareja y cuando finalmente pasan algo de tiempo juntos se pone tensa la cosa.

¿Qué hacer para remediarlo?

La única manera de acercarse a su pareja es pasar tiempo con ella a solas, ese es el primer paso. Cuando estén juntos, eliminen de ese tiempo las discusiones serias. Manténganlo casual y diviértanse. Mantenga una  actitud positiva y piense que está ahí para divertirse y ser divertido.

5. Usted discute en lugar de razonar.

Si cada discusión se convierte en una batalla, necesita trabajar en sus habilidades de comunicación con su pareja. Por supuesto que es más fácil decirlo que hacerlo, pero es crucial. Ambos necesitan sentirse seguros para hablar de cualquier tema. Debe estar seguro de que, si bien una discusión puede ser intensa, no se transformará en gritos o insultos.

¿Qué hacer para remediarlo?

Básicamente ¡debes aprender a comunicarte mejor! Ve con tu pareja y dile que quieres poder hablar de cosas con ella, pero sin señalamientos. Luego usa estas ideas para aprender a argumentar o razonar en lugar de discutir.

 
 
¡Compartelo con otros padres!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *