Familia y trabajo

Enfocate en las prioridades

organizate
BALANCE TRABAJO Y FAMILIA

¿Tus prioridades coinciden con tu vida real?

Un pequeño grupo de mis compañeros discutíamos sobre nuestras prioridades y de que forma tomamos nuestras decisiones claves. Así que nos planteamos el siguiente desafío: “Enumerar las cinco cosas que consideramos más importantes en la vida. Me refiero a cosas como la familia, la fé y cómo mantenernos saludables. Intentamos incluir al menos cinco cosas “.

Hablamos sobre el resultado de ésta dinámica, especialmente los elementos que se repetían. Luego los ordenamos en base a lo que nos consume más tiempo. Las respuestas incluían cosas como el trabajo, la televisión, las tareas domésticas y ser chofer de los niños.

Luego hablamos sobre la frustración que surge cuando nuestra vida diaria no coincide con nuestras prioridades. Disfrutamos de una gran discusión sobre cómo podríamos alinear ambas cosas. !Hagan su propia lista y vean si la suya se alinea!.

A continuación se encuentran nuestras listas y los pasos que sugerimos seguir para poder cumplir con sus prioridades en la vida real todos los días.

Nuestras cinco prioridades de mayor calificación (sin ningún orden en particular):

  • Familia
  • Dios
  • Salud
  • Libertad
  • Ayudar a los demás (familia, iglesia, comunidad)

Las cinco áreas de compromiso de tiempo (por horas invertidas):

  • Trabajo
  • Conducir (En los gigantescos tranques)
  • Ver televisión
  • Tratar problemas / problemas
  • Cocinar y limpiar (Así es, ¡los papás también cocinamos y limpiamos!)

A continuación hay 4 pasos que sugerimos para que sus prioridades coincidan con su vida diaria:

1. Conversación.

Primero, debemos tener la “conversación”. En nuestro grupo descubrimos que simplemente hablar de la tensión entre nuestras prioridades y la realidad que vivimos tiende a correlacionarse con un cambio positivo. También descubrimos que incluir a nuestra pareja en la conversación también ayuda. En otras palabras, “La conciencia honesta puede ser la mitad de la solución”. El hecho es que la vida es corta, así que no pierdas el tiempo.

2. Plan de acción.

Entonces, descubrimos que los planes de acción son efectivos. Cuando desarrollamos planes a corto y largo plazo (trabajando intencionalmente hacia objetivos específicos, avanzando de manera incremental, prestando atención incluso a los pequeños cambios y celebrando el éxito en el camino), el éxito parece ser más accesible.

3. Grupo de apoyo.

Lo más importante, necesitamos apoyo mutuo. Debemos desarrollar una comunidad de apoyo, y no tener miedo de pedirnos ayuda unos a otros. Nos necesitamos unos a otros. Los hombres necesitamos compartir entre nosotros para darnos ánimo, y los hombres tienden a responder bien a la presión positiva de los compañeros. Cuando nos rodeamos de otras familias que comparten el mismo compromiso de prestar más atención a lo que realmente importa, el cambio se vuelve más alcanzable.

4. Compromiso.

Ayuda cuando pensamos en hacer un compromiso con la transicións a un estilo de vida positivo como familia. Un compañero, por ejemplo, le pidió a su esposa que lo ayudara a seguir pasando más tiempo con los niños. Juntos, él y su pareja elaboraron un plan. El éxito requiere humildad, compromiso, comunidad y responsabilidad. El cambio siempre es más fácil cuando lo hacemos juntos.

¡Compartelo con otros padres!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *