Top 5

¿Por qué nuestros hijos chatean en vez de conversar?

texting
Foto de German
Por: German Espinosa G.

¿Alguna vez ha intentado tener una conversación con su hijo solo para ser interrumpido súbitamente mientras responde al mensaje de texto de un amigo? Si es así, no está solo. Estoy seguro de que esto es frustrante, ¿verdad? Sin embargo, estoy seguro de que también hay muchos niños que han experimentado lo mismo con sus padres.

Para ser justos, nuestros hijos han crecido con la tecnología como parte de su vida diaria y es casi como si fuera parte de su ADN.  Es muy frustrante cuando ellos o nosotros, estamos demasiado abstraídos o ensimismados en nuestros teléfonos, casi autómatas, totalmente inconscientes de lo que pasa a nuestro alrededor, pero debemos entender qué hay detrás de este comportamiento antes de poder hacer algo al respecto.

Así que antes de asumir lo peor de su irreflexivo, distante y poco comunicativo hijo, considere algunas de las razones que pueden estar detrás del uso excesivo de smartphones, tabletas y otros dispositivos electrónicos:

1. Evitar situaciones y conversaciones incómodas.

Los niños evitan las situaciones incomodas o que les son difíciles de manejar, tanto como pueden. A menudo ya se sienten incómodos consigo mismos, su apariencia, su lugar en el mundo. Es posible que se sientan aliviados si pueden evitar esos sentimientos al sumergirse en un chat o en una partida de videojuego en línea.

2. Comodidad con la comunicación digital.

Contrario a la mayoría de las personas de mi generación (Generación X) que considera enviar chats una forma de comunicación poco eficiente, las personas jóvenes y en especial los adolescentes les resulta mucho más fácil enviar mensajes de texto que conversar. No lo ven automáticamente como una alternativa a la comunicación cara a cara, sino simplemente como otra de las muchas formas de comunicarse.

3. FOMO (Fear of Missing Out).

Este término lo aprendí hace algunos meses en un curso de Transformación Digital, este se refiere al miedo a perderse algo o quedarse atrás en cuanto a los avances tecnológicos en la era digital. El FOMO crea una ansiedad social similar en los jóvenes, la tecnología es su conexión con el mundo exterior, si se quedan atrás en lo que sucede con sus amigos o en las redes sociales, comienzan a sentir que están perdiendo contacto con las personas y el mundo en general.

4. ICYMI (In Case You Missed It):.

Este acrónimo que en español se traduce algo así como “Si te lo perdiste”, inunda hoy en día las redes sociales y los medios de comunicación. Se utiliza para despertar la curiosidad por las noticias, historias y los mensajes publicitarios. Pero con el tiempo, la avalancha constante de mensajes de ICYMI crea un poco de ansiedad en las personas, lo que genera el temor de no estar al tanto de lo que todos los demás están hablando y reaccionando.

Así que antes de juzgar a nuestros hijos o estigmatizarlos por su aparente falta de habilidades sociales, reflexionemos sobre las causas de sus comportamientos, tengamos paciencia y meditemos sobre el mejor enfoque para lograr una mejor comunicación.

En mi próximo post, ofreceré algunas sugerencias sobre qué hacer cuando nuestros hijos  chatean en lugar de conversar.

¿Por qué cree que sus hijos son absorbidos por la tecnología en detrimento de nuestras relaciones? Por favor, ¡compártelo y déjanos tu opinión en los comentarios a continuación!

¡Compartelo con otros padres!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *