5 cosas prácticas que podemos hacer para lidiar con presión del trabajo

Presión del trabajo
Foto de German
German Espinosa Guilbauth

A pesar de casi 25 años de carrera profesional, lidiar con el estrés en el trabajo aún me resulta muy difícil. Cuando hay mucho en juego, sentir que su jefe está al acecho, puede ser agotador y estresante, creo que es un escenario que muchos hemos experimentado de primera mano. Cuando la presión en el trabajo aumenta demasiado, puede causar problemas de salud y dificultades relacionales en el hogar. Aquí hay 5 cosas prácticas que puede hacer para lidiar con esa presión.

1. Hable al respecto

Lidiar con la presión puede resultar muy solitario. Hable de ello con alguien en quien confíe. Si no está casado, busque un ser querido o un amigo que esté dispuesto a llevar la carga con usted. Encuentre a alguien que esté dispuesto a preguntarle sobre esto constantemente. Todos necesitamos aliento, especialmente cuando sentimos que estamos contra la pared. Si está casado, hable con su esposa. Por muy bien intencionado que sea ocultárselo, es lo peor que puede hacer. Invitarla a hacerlo la hará sentir necesaria y es una oportunidad para acercarse el uno al otro. Comunique claramente lo que sería útil y no tan útil. El amor de una pareja, sus oraciones, comprensión y apoyo son de gran ayuda.

2. Enfóquese en sus fortalezas

Por tentador que parezca pensar en lo que está haciendo mal, para mejorar y reducir sus debilidades, enfóquese en lo que hace bien. Anímese por las cosas que están en su alcance o bajo su control y de aquellas fortalezas de las cuales está dotado. Escriba todas las áreas en las que tiene talento y cómo enfocarlas en su trabajo. Ponga sus talentos a trabajar en las actividades más productivas. Manténgase activo y acepte los resultados.

3. Haga ejercicio y coma sano

La presión tiende a desgastarnos. Estar en buena forma le hará sentir mejor, le dará la energía que tanto necesita y mejorará su confianza. Consuma los alimentos adecuados con un buen equilibrio. Asegúrese de obtener los nutrientes recomendados. Las cosas más pequeñas pueden marcar una gran diferencia. Haga ejercicio todos los días, incluso si son solo un par de flexiones o dar una vuelta por el vecindario antes de meterse en la ducha. Sobretodo sea consistente.

4. Vaya a la cama temprano

Sea disciplinado para descansar lo suficiente. Desvelarse hasta la medianoche lo dejará agotado y afectará su agudeza durante el día cuando sea necesario. Si tiene problemas para dormir por la noche, lea un libro que no tenga nada que ver con su trabajo. Si está casado, pídale a su esposa que le lea en voz alta o le lea a ella. Si está soltero, escuche un audiolibro, cualquier cosa que le tranquilice. Hace poco empecé a utilizar una aplicación llamada “Calm” que cuenta con música exclusiva para ayudarte a concentrarte, relajarte y dormir.

5. Empiece cada día con una oración

En el momento en que abra los ojos, toda la presión del mundo se desbordará. Haga un alto y ponga todo en blanco, al menos por un momento. Respire profundo varias veces y disfrute de la tranquilidad. Dele gracias a Dios y pídale que le guíe y le dé paz. Luego abra los ojos y siga con su día.

"Todos necesitamos aliento, especialmente cuando sentimos que estamos contra la pared"

¡Compartelo con otros padres!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *