¿Sienten tus hijos que pueden ser abiertos y honestos contigo?

Hijo escondiendose
Foto de German
German Espinosa Guilbauth

Una cosa que nunca queremos como padres es que nuestros hijos teman hablar con nosotros. Necesitan saber que es seguro para ellos ser abiertos y honestos con nosotros. Su comportamiento puede decepcionarnos y tendremos que imponerles consecuencias cuando desobedecen. Pero si nuestros hijos tienen miedo de acudir a nosotros, entonces, en el mejor de los casos, estaremos desconectados de ellos y, en el peor de los casos, pueden terminar en situaciones peligrosas.

Pero hay algunas cosas que podemos hacer para asegurarnos de que nuestros hijos se sientan seguros.

1. Controle cómo reacciona.

Si explotamos cuando nuestros hijos cometen errores, entonces harán todo lo posible para ocultarnos sus errores. Así que tenemos que controlar cómo reaccionamos. La situación puede requerir que seamos firmes y tal vez severos, pero siempre piense en sus reacciones y en lo que estas les harán a sus hijos.

2. No los avergüence.

Queremos que nuestros hijos se sientan culpables cuando se equivocan para que mejoren. Hable honestamente para que entiendan las consecuencias de lo que han hecho. Pero no insista en el punto con una dura condena. Enséñales y sigue adelante; no los haga sufrir más tiempo del necesario.

3. Asegúrese de que sus hijos lo vean como un apoyo.

Comunique a su hijo que va a hacer todo lo que esté a su alcance para ayudarlo a mejorar la situación. Incluso cuando tienes que darles una reprimenda, es para su beneficio. Dígales su motivación y cómo las cosas que está haciendo, incluidas las reprimendas, ayudarán a mejorarlo.

¿Cómo haces que tus hijos se sientan seguros para ser abiertos y honestos? ¡Comparte tus consejos con nosotros!

¡Compartelo con otros padres!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.